In Destacados, U. de Chile

Explotación sustentable de recursos naturales, transformaciones sociales en la época contemporánea, enfermedades que impactan los sistemas de salud, y políticas para fomentar la innovación, fueron los principales desafíos que se discutieron en las diez mesas de trabajo conformadas por más de 200 académicos de Chile y Suecia. Para el próximo foro de 2019 en Uppsala, las actividades se enfocarán en desarrollar investigaciones multidisciplinarias, publicar artículos indexados en conjunto y crear programas de movilidad académica y estudiantil, entre otras.

Catalogado como el evento científico binacional más grande del año, el Foro Chile-Suecia 2018 convocó a más de 200 investigadores y 20 instituciones de ambos países, consolidándose como una plataforma de colaboración académica que impulsará estudios conjuntos en áreas relevantes y programas de intercambio entre pares internacionales, con el objetivo de contribuir a problemas de alcance global desde una mirada multidisciplinaria.

Respecto a la adhesión de nuevas instituciones en esta segunda edición del evento, el director del Proyecto de Internacionalización de la U. de Chile, Andreé Henríquez, manifestó que “esto refleja el esfuerzo de la plataforma ACCESS, pues pasamos de convocar a 50 académicos en 2017 a más de 200, junto con sumar a 16 universidades. La experiencia ha sido muy positiva, pues existe mayor conexión y profundización respecto a los temas discutidos, ya que los profesionales de diversas áreas están impulsando investigaciones conjuntas que permitirán un trabajo a largo plazo. La idea es que todo esto no sólo ocurra en los foros, sino que sea parte de un quehacer permanente entre Chile y Suecia”.

En la misma línea, la coordinadora de la Oficina Internacional de la Universidad de Uppsala, Gabriela Hinchcliffe, realizó un positivo balance respecto al encuentro de este año. “A diferencia de las reuniones pasadas, esta instancia ha sido una oportunidad para compartir experiencias en el ámbito profesional y social desde una relación mucho más estrecha entre los académicos investigadores. Para el 2019 tenemos dos importantes desafíos: encontrar una forma de que este contacto siga construyéndose durante todo el año en actividades concretas y también sumar a más investigadores jóvenes, como estudiantes de máster y doctorados”, destacó.

Enfrentar problemas mundiales desde una perspectiva local

Las diez mesas de trabajo se llevaron a cabo durante toda la semana en locaciones de la Universidad de Chile y la Universidad Católica. En estas jornadas, los investigadores discutieron temas relacionados al tratamiento del cáncer, envejecimiento,  migraciones contemporáneas, arte, cultura y política, economía verde y evidencias basadas en la innovación, entre otros temas.

El académico de la Facultad de Ciencias de la U. de Chile y director del Centro de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo (Gero Chile), Christian González, fue uno de los líderes de la mesa de trabajo enfocada en el envejecimiento. “Este es un problema complejo que debe ser abordado de manera multidisciplinaria y necesitamos desarrollar una masa crítica más grande, con el fin de consolidar una visión integral. En los próximos tres a cinco meses incorporaremos a un mayor número de investigadores de diversas áreas y desarrollaremos un cronograma que nos permita llegar el próximo año con propuestas investigativas concretas”, señaló.

Durante las jornadas de discusión, los once académicos de ambos países identificaron un avance importante en los estudios sobre epidemiología, por lo que crearán una base de datos que integre a profesionales asociados, e intercambiarán experiencias para identificar similitudes y diferencias. Asimismo, fortalecerán investigaciones asociadas a enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y enlazarán clínicas de memoria que ayuden a definir las mejores prácticas en el tratamiento de la demencia, siendo las universidades de Lund y Gothenburg las mejores posicionadas en este ámbito.

En cuanto a las actividades proyectadas a corto plazo, el equipo postulará subsidios bilaterales para el intercambio de investigadores y estudiantes, realizarán una conexión formal entre centros de envejecimiento en ambos países, como Gero Chile y AgeCap de la U. de Gothenburg, y presentarán los resultados de colaboraciones académicas recientes en seminarios, workshops, conversatorios y posters, entre otros, durante el encuentro planificado para el 2019.

Migraciones

La profesora de Geografía Humana y una de las directoras del Centro de Estudios Multidisciplinarios para el Racismo de la Universidad de Uppsala, Irene Molina, representó la mesa de migraciones contemporáneas del encuentro. El grupo compuesto por 25 profesionales explorará los procesos de inclusión y exclusión que operan en ambos países ante el fenómeno de migración, evaluando el rol del Estado en las transiciones políticas, junto con su responsabilidad en la integración del migrante.

“El trabajo se enfocará en problemas de racismo que afectan a las poblaciones migrantes en términos globales, desde la perspectiva de los fenómenos más corrientes en Chile y su correspondencia en Suecia. Es un tema muy importante porque tiene relación con los derechos humanos y el respeto por la vida, por lo que generaremos nuevo conocimiento y contribuiremos a las políticas públicas sobre control de fronteras, acogida de refugiados y regulación de la inmigración, para que se respeten los principios básicos de las personas”, afirmó la investigadora.

En 2017, el equipo obtuvo financiamiento para desarrollar un proyecto piloto sobre las narrativas de las mujeres negras y en los próximos meses seguirán la misma tónica con postulaciones conjuntas a fondos de financiamiento, además de publicaciones colaborativas y programas de movilidad académica y estudiantil, entre otras actividades de visibilización.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search