In Destacados, U. de Chile

En 2017, el Servicio Médico y Dental de la U. de Chile, SEMDA, atendió casi siete mil consultas de estudiantes vinculadas a salud mental. Los universitarios son un grupo que presenta mayor prevalencia en patologías mentales que la población general, cuestión que afecta su rendimiento académico y su desarrollo laboral. Atendiendo a este problema es que la Dirección de Salud de la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, VAEC, realizó un seminario para impulsar el intercambio y la articulación sobre la salud mental de los estudiantes al interior de la Universidad.

“Articulación de saberes en Salud Mental: Innovando para contribuir a la promoción, prevención y abordaje clínico en estudiantes universitarios”, se tituló el seminario realizado este miércoles 5 de diciembre en Casa Central, en el que participaron autoridades, académicos y miembros de nuestro plantel vinculados al tema, con el fin de afrontar desde distintos ámbitos el problema de salud mental de los estudiantes.

El año 2017 el Servicio Médico y Dental de la U. de Chile, SEMDA, que cuenta con nueve psicólogos y tres psiquiatras, realizó un total de 45.692 atenciones, de éstas un 14,72 por ciento -equivalente a 6,726 consultas-, fueron de salud mental. La cifra no es casual: según la profesora Graciela Rojas de la Clínica Psiquiátrica de la U. de Chile, los estudiantes universitarios constituyen un grupo de alto riesgo en salud mental, superando la prevalencia en patologías de salud mental de la población general. Los síntomas de depresión, ansiedad y angustia son más comunes en este grupo en comparación con otros jóvenes de la misma edad.

Dentro de los problemas de salud mental más frecuentes entre los estudiantes universitarios a nivel nacional están los trastornos mentales comunes, el uso de sustancias, los intentos de suicidio y los trastornos alimentarios. Estos problemas afectan el rendimiento académico e influyen en el abandono estudiantil, y también están asociados a un menor rendimiento ocupacional en el futuro. En este escenario, la existencia de barreras en la búsqueda de ayuda y en el uso de los servicios tradicionales de salud estudiantiles, son temas claves a solucionar.

Un problema que se debe enfrentar

“En primer lugar, debemos asumir que hay un problema, y en segundo lugar, debemos convocar a la ciencia y al buen sentido de la comunidad para que converjan”, afirmó el Rector Ennio Vivaldi, respecto al tema de la salud mental de los estudiantes de nuestro plantel.

Para el vicerrector de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, Juan Cortés, “la promoción de la salud, la prevención de las enfermedades, los programas e infraestructura deportiva, las residencias y los diversos sistemas de beneficios y mecanismos de apoyo al bienestar, no son concesiones graciosas ni caritativas, sino elementos centrales en la formación universitaria de excelencia, capaces de contribuir a un ambiente universitario saludable, beneficiando al estudiantado en tanto futuros líderes solidarios, equitativos y respetuosos de los derechos humanos”.

También presente en el seminario, la vicerrectora de Asuntos Académicos, Rosa Devés, aprovechó la oportunidad para subrayar la relevancia de este problema al interior de la comunidad universitaria, y la “importancia que alguien ofrezca de antemano la disponibilidad de ayuda. El alumno no es solo una nota”.

Al concluir la jornada, la directora de Salud Estudiantil, doctora Ximena Luengo afirmó que “no podemos restringir la salud mental a la psicología y psiquiatría. Hay una necesidad común para tener una buena práctica en este sentido. Muchos de nuestros estudiantes tienen muchas preocupaciones más allá de los estudios. Ya es suficiente de diagnósticos, es hora de actuar”, agregó que “todos, desde nuestros distintos roles, somos agentes de salud mental en la comunidad universitaria”.

Encuesta Facultad de Medicina

Dentro de los antecedentes presentados en la jornada, destacó la encuesta realizada por el Consejo de Estudiantes de la Salud, que presentó Diego Vidal.  El sondeo realizado entre el 18 y el 22 de noviembre de este año, fue respondido por 943 alumnos, y reveló preocupantes cifras en torno al tema, a saber: un 43,3 por ciento de los encuestados señaló haber tenido pensamientos suicidas en el curso de este año, y el 95 por ciento de los encuestados cree que las autoridades y los docentes no toman en cuenta la salud mental del estamento estudiantil.

Entre los factores vinculados al proceso académico, la carga académica (90,6 por ciento) y las evaluaciones (64,4 por ciento), fueron mencionados por los estudiantes como los que más afectan su salud mental.

Dentro de los expositores estuvieron el doctor Roberto Aceituno, Decano de la Facso y Julio Salas, Subdirector de la Escuela de Ingeniería y Ciencias; los doctores Graciela Rojas y Vania Martínez, investigadores del Instituto Milenio para la Investigación en Depresión y Personalidad (MIDAP) y del Núcleo Milenio para Mejorar la Salud Mental del Adolescentes y Jóvenes (Imahy); Doris Riquelme, coordinadora del Programa de Autocuidado y Apoyo Psicosocial, Dirbde-Vaec; Doctor Pedro Zolezzi, psiquiatra de la Unidad de Salud Mental del Semda y Karla Toro, Presidenta de la Fech.


Texto y fotografías: Diego Zurita
VAEC

Recent Posts

Start typing and press Enter to search